EL HOMBRE, SU NATURALEZA Y LA NATURALEZA, SEGÚN HERZOG

Escrito por rcb el . Posteado en //03, Autores, Diplomado Estética y Crítica de Cine

Por Nibaldo Puentes Roquefort

Werner Herzog, (1942), es un cineasta, documentalista, guionista y actor alemán, autodidacta, que desempeñó variados oficios para poder proyectar sus obras.

La elección de este director tiene que ver con su afán de rescatar al hombre y sus ambiciones en un lucha tenaz y permanente con una naturaleza hasta ese momento indomable, también acude a hechos reales que con su arte nos permite conocer hazañas de una épocas que, generalmente, sólo conocemos a través de la literatura.

Es notorio el esfuerzo por rescatar paisajes espectaculares, bellos y combinarlos en franca competencia con el hombre, sus impulsos, avaricia y en muchos casos al borde de la irracionalidad, la música es otro elemento presente en su obra.

Prácticamente no se detiene es soslayar los escenarios agrestes y ad-hoc a las historias, incluso en su película Nosferatu, donde podemos apreciar unos caminos estrechos, al borde de unos acantilados y túneles que van dando una sensación de rechazo inicial y que deriva en una soledad que no muestra camino de vuelta.

Podemos argumentar que es un artista de mucho coraje, que no trepida en subir a un globo aerostático, poniendo en riesgo su vida ante un viaje incierto que no se sabe si es el último posible, todo esto sin dejar de lado la propuesta de una paisaje aéreo en un lugar lleno de vegetación y escasa presencia humana. En este documental Diamante Blanco, es valioso el rescate que hace de un lugareño, que pasa a ser parte de la historia, revelando sus sueños y justificando su forma de vida.

Entre sus obras más destacadas encontramos Aguirre, la ira de Dios, protagonizada por Klaus Kinski, que nos cuenta la historia de Aguirre, un conquistador español, que se desprende de la expedición de Pizarro, para encontrar “El Dorado”, un lugar lleno de riquezas que lo haría más importante y poderoso que Cortés en México, aquí se exacerba la ambición y codicia del personaje, todo esto rodeado de las confrontaciones humanas y el temor que inspiraba el protagonista entre su escasa tripulación, la que cada día iba disminuyendo producto de la hostilidad del lugar. Notables son las imágenes anterior a la filmación que nos presenta en su documental Enemigo Íntimo, donde muestra la difícil convivencia del grupo, sobre todo con la estrella principal, Kinski.

También encontramos en Fitzcarraldo, filmada en la mismo zona (Amazonas), donde un fanático de la ópera insiste en crear un escenario para traer a cantar a Caruso, sin importarle los obstáculos que encuentre en el camino, en esta verdadera apología al esfuerzo humano vemos como con elementos reales, tal como un barco que debía atravesar una montaña con un peso sustancialmente superior al de la historia original, un vez más Herzog nos entrega la lucha de un hombre que no trepida en sufrir y hacer sufrir las consecuencias de su obsesión a quienes le acompañan.

La misma tónica, la batalla casi irreflexiva del hombre para conquistar la naturaleza, la encontramos en el “Grito de Piedra”, cuando dos escaladores rivales se pelean por ser el primero en llegar a la cumbre de un cerro patagónico, con la gracia que muestra un final inesperado.

También encontramos profusión de lugares vírgenes e inexplorados, aunque en este caso con un trágica y cruda exposición del final, en la historia documental de los osos.

En definitiva podemos concluir que Herzog, no muestra héroes, al contrario, vemos personajes empequeñecidos ante los desafíos que quieren emprender. Sus películas en general podrían ser historias que conjugan la ficción y el aporte documental, quizás por esto se le señala que es una persona que no usa guiones preestablecidos, sino que va rescatando los diferentes vaivenes que va encontrando en sus lugares originales (fuera de estudio) de sus filmaciones, también tiene una admiración por la gente del lugar y los hace partícipe. Además de un gran rescatador de panoramas rudos, salvajes y majestuosos, es una verdadera apología al devenir del hombre y su conquista del entorno y lo desconocido.

Llama la atención en su obra la transgresión del dilema cliché del protagonista y el antagonista, ya que en gran parte de su obra, el antagonista además de ser el propio protagonista y su conducta, lo podemos encontrar en un río caudaloso, una montaña impasible, la nieve eterna y, en algunos casos, su propia relación con los artistas que lo acompañan.

En definitiva, un gran cineasta, seguramente precursor de tendencias, y cuya obra nos seguirá impactando a través del tiempo.

 

Etiquetas:, , , , ,

Deja un comentario

UA-43685925-1