FRANK (2014)

Escrito por rcb el . Posteado en #especialmusica, Música

Por Nibaldo Puentes Roquefort

Nos ofrece la historia de un grupo musical, su forma de vida, su conducta con respecto a su misión, su relación con el entorno y, en definitiva el entorno propio de este mundo artístico.

En este contexto llama la atención cómo todos los integrantes, excepto uno nuevo que ingresa por casualidad a completar el grupo, se entregan a una causa común, haciendo abstracción de compromisos que para ellos son aparentemente mundanos, como por ejemplo: pagar el arriendo o cumplir con un trabajo.

Entusiasma el comienzo cuando el artista llega rápidamente a su casa para dejar testimonio de una inspiración que más tarde podría pasar al olvido, característica propia de un creador.

Y si bien es cierto el espectador puede encontrar en eso y en el comportamiento de los integrantes un grado alto de verosimilitud, esto se desmorona al momento de la ceremonia de despedida del integrante que fallece y se empieza a dudar de las facultades mentales de los músicos, excepto el sorprendido Job, que por ser parte de la banda estaba dispuesto, hasta ese momento, a aceptar cualquier práctica.

Notable es la conducta del cantante que se cubre con una máscara, no tan sólo para pararse en el escenario, sino que durante su vida diaria, incluso para comer y mientras está en la ducha,  de convivir va degradando esta visión, este estilo es sin duda un gran gancho para entusiasmar a sus seguidores.

En el guiño que se le hace a Mozart (en su disputa con Salguieri), queda de manifiesto el genio de Frank.

En otro plano la película carece de líneas secundarias importantes, también presenta una continuidad que no hace sentir un montaje anticuado, no existe una simultaneidad que nos vaya aclarando la vida de los personajes, es una presentación demasiado uniforme.

Es notorio el rol que va asumiendo el personaje principal, el más cuerdo del grupo, que gracias a su lucidez, en comparación al resto, va adquiriendo más importancia, no obstante, él va obteniendo una victoria a lo Pirro, ya que en medida que gana protagonismo va quedando más solo.

Lo más notable me parece el tratamiento del primer punto de quiebre (el suicidio de uno de ellos), que sin generar un cambio abrupto de la historia es el principio del fin del grupo, ya que el lograba conciliar la locura, las letras incoherentes y el actuar de ellos, poniendo una barrera de contención entre Job y el resto.

Si el autor quiso confundir al público lo logró absolutamente, de lo contrario sólo estaríamos frente a un documental con elementos de ficción.

Etiquetas:

Deja un comentario

UA-43685925-1