Neill Blomkamp. Un nuevo referente de la ciencia ficción actual

Escrito por rcb el . Posteado en //02, Diplomado Estética y Crítica de Cine

Daniela Ortiz Araya

Neill Blomkamp es un director nacido en 1979 en Johannesburgo, Sudáfrica, nacionalizado canadiense, que tiene en su haber dos películas y cuatro cortometrajes. Comenzó su carrera como un diseñador de efectos especiales, director de comerciales y videos musicales. Su incursión en la gran pantalla surge al apoyo que consigue del director Peter Jackson para  realizar su ópera prima.

En sus dos grandes trabajos, District 9 y Elysium, es posible ver una tendencia temática dentro del género de la ciencia ficción, con una denuncia político social de los pueblos segregados, la discriminación, la soledad, el lucro, entre otros problemas que atañen a sociedades con desigualdad económica, corruptas y decadentes.

En el plano expresivo, se puede observar una estética que prefiere lo realista ante lo pulido, en donde se trabaja con maestría el caos, la suciedad, el desorden, la pobreza y lo marginal.

Hoy en día se encuentra en la realización de su tercera gran producción, Chappie, película igualmente de ciencia ficción con elementos cómicos en la que dos mafiosos roban un robot dotado de inteligencia artificial para manipularlo según sus fines perversos.

Si bien en este último trabajo pareciera no haber una inclinación hacia una denuncia social y búsqueda de reflexión por la igualdad entre los seres vivos, se intuye al ser una película dentro del género de la ciencia ficción, con toques de acción, comedia y seguramente algo de injusticia social (por ser un tema recurrente en los trabajos del cineasta), que será una película que igual tendrá algo de esa necesidad realista de la puesta en escena. Pareciera que Blomkamp se perfila como un director que está generando su estilo autoral definido en su propuesta cinematográfica.

En este sentido, el fin de este ensayo es realizar un breve análisis de las dos películas estrenadas hasta el momento, con el fin de descubrir en cada una de ellas, ciertos detalles e intenciones, que permitan afirmar que ciertamente hay un estilo en este director, que es predominante en su propuesta, especialmente en el tratamiento de lo que parece real en un mundo completamente irreal.

Si bien las historias que construye Neill Blomkamp son un medio de entretención, es importante destacar que también poseen una carga de reflexión político social significativa, que es relevante para entender esa necesidad de la estética cruda en muchos de sus paisajes

En Blomkamp es posible identificar una visión de la ciencia ficción vista desde el Tercer Mundo. Oriundo de Johannesburgo, logra generar en sus filmes, una dinámica con la ciudad desde una relación de amor y odio que él mismo reconoce. Para él, esa ciudad que lo vio nacer, es una visión de lo que será el mundo y la vida en un futuro no tan lejano. Esa ciudad contiene todas las desigualdades económicas, injusticias socialesy peligros que pueden tener las ciudades más maltratadas del planeta. Es un mundo al cual todos nos dirigimos, porque en su visión, como en toda visión dentro de la ciencia ficción, hay un estado pesimista acerca del futuro humano.

En sus filmes se refleja ese temor ante la desigualdad, ante una población en constante crecimiento, mientras que los recursos necesarios para subsistir van en un declive exponencial.

district-9-2

District 9 es un reflejo del Apartheid que vivió Sudáfrica, pero visto desde el punto de vista de unos extraterrestres que llegan a la Tierra, a Johannesburgo, por motivos desconocidos, y que al tiempo son excluidos por el hombre, maltratados y rechazados como una escoria, a pesar de ser seres vivos pensantes, inteligentes, con necesidades y sentimientos.

Cabe destacar que la película fue rodada en un ambiente real que era muy pobre, muy abrasivo, lo que uno ve como algo inhumano, es como las personas de Johannesburgo realmente viven todos los días; hay vidrios rotos, alambres de púas, contaminación, ese es el ambiente real, y eso se siente en el filme, Blomkamp logra capturar esa esencia, no la pule, no la exagera, la presenta tal cual es.

Por otra parte, presenta a unos extraterrestres que físicamente no son atractivos sino más bien un tanto repulsivos, y que a pesar de generar cierta compasión, también hacen cuestionarnos si uno podría ser deferente con ellos en sus diferencias con nosotros. Llega a generar un cuestionamiento acerca del ser humano, que quizás no está capacitado para lo diferente, la comprensión y el respeto del otro.

En Elysium la tragedia es mucho más amplia, ya no es sólo un sector el que vive marginado y en malas condiciones de vida, ahora es prácticamente toda la raza humana. Unos pocos individuos, son los que tienen el poder, las riquezas, la mejor tecnología, los que viven con todas sus necesidades satisfechas, y que son capaces de todo para no verse perjudicados, sin importarles que hay miles de personas que al igual que ellos necesitan atención médica, alimentos y una calidad de vida decente.

Los dos trabajos cinematográficos realizan una denuncia social, sin ser unas películas esencialmente político sociales. Siempre se mantienen dentro de un lineamiento de entretención, de acción dentro de la ciencia ficción, e incluso pueden hasta poseer ciertos toques de humor irónico en una par de situaciones. Además, en ambos filmes hay una utilización puntual de ciertos elementos técnicos y formales, que son determinantes en la construcción de una estética de la realidad.

En District 9 es posible observar la pobreza y la decadencia en la que viven los extraterrestres por ser excluidos de la sociedad con mucho detalle, el polvo predomina en las tomas, la puesta en escena parece verídica, de un lugar inhabitable, corroído por el tiempo. Predominan los colores tierra, los metales oxidados, no hay pintura, no hay objetos limpios ni nuevos, en la pobreza y en el olvido no hay cabida para eso.

En Elysium por otra parte, también es posible encontrar parte de ese descuido del ser humano y su entorno, del abandono social, de la supervivencia desde las carencias. El humano que vive en la Tierra vive en esa misma situación que vivían los extraterrestres de District 9. Ahora la injustica y el maltrato es del hombre hacia el hombre, toda la humanidad está en una situación de pobreza, unos mejor que otros, pero dentro de una escenografía real, que genera empatía, que permite a quienes lo vemos, sentirnos identificados, porque nuestra vida es así. No es como en otras películas donde todo detalle está sumamente cuidado y los objetos no tienen uso, aquí todo se ha usado, todo se desgasta, todo se vence.

elysium-foto-8

Es significativo cómo la técnica empleada, del detalle en lo suburbano en conjunción con la historia es capaz de trasmitir emociones, sensaciones e ideas acerca de la humanidad, su decadencia, etc. Quizás esa forma real de plasmar lo negativo de la raza humana genera que la lectura de quienes observamos, nos sintamos levemente mencionados en un mundo ficticio, que en realidad es bien similar al nuestro; donde prevalece la injusticia social, la salud y la educación es para unos pocos, siempre hay quienes se aprovechan del prójimo y  se quedan con las riquezas de todos. Nuestros propios juicios de valor nos permiten identificar en las injusticias ficticias del filme, la injusticia en la que vive gran parte de la humanidad día a día.

De esta manera se puede afirmar que Blomkamp pareciera perfilarse como un autor que trabaja la ciencia ficción desde  la injusticia social y la acción, con una estética que busca el realismo de la puesta en escena por sobre toda las cosas.

Sus películas poseen una visión pesimista de la humanidad y el camino que irá tomando la raza humana, en un mundo de decadencia, egoísmo, donde siempre unos pocos dominan sobre muchos. En Elysium, quizás por el dinero y actores invertidos en el proyecto, su final no es tan pesimista y posee cierta esperanza en que varios humanos juntos pueden lograr abatir a aquellos pequeños empresarios que dominan el mundo. Sin embargo, yo lo veo aún más negativo, porque el impulso que mueve desde un principio al personaje central de la película, está basado en el egoísmo, en su necesidad de salvarse a él primero, no hay una necesidad real de salvar a la tierra de su perdición, sólo las circunstancias se van dando para que tomen un camino favorable para el resto de los seres humanos. No prevalece un impulso de bondad que mueva a sus personajes en un comienzo, y habiendo ese egoísmo, siempre habrá injusticia. Si bien al final de la película los robots de los ricos quedaron al servicio de todos los seres humanos para ayudarlos a sanar sus enfermedades, eso no quiere decir que no vayan a volver a aparecer humanos que busquen generar lucro de eso, así sea cobrando por el puesto de atención en la fila, así como pasa hoy en día en muchos lugares, donde unos se aprovechan de la necesidad de otros, y le cobran por un puesto en la lista de los donadores de órganos, para hacer trámites, para estudiar, y un sinfín de necesidades que deberían ser iguales para todos, pero la naturaleza del hombre jamás lo permitirá.

Filmografía

District 9, Neill Blomkamp, 2009

Elysium, Neill Blomkamp, 2013

Web

Interview, District 9 director Neill Blomkamp, Tasha Robinson,  Aug 12, 2009 http://www.avclub.com/article/idistrict-9-idirector-neill-blomkamp-31606

Etiquetas:, , ,

Deja un comentario

UA-43685925-1