TODD HAYNES – VELVET GOLDMINE vs I’M NOT THERE

Escrito por rcb el . Posteado en #especialmusica, Música

Por Marcel Lecourant

VELVET GOLDMINE (1998) – LA PELÍCULA QUE QUISO SER SOBRE DAVID BOWIE Y QUE NO LO FUE

Esta es una cinta entretenida que retrata parte de la vorágine del rock and roll de una Inglaterra que necesitaba un tratamiento de shock y que ciertamente lo tendría a fines de esa década con el Punk (incluso con la estética del pelo de Ziggy). Este retrato de época de Haynes hace alusiones a la moda y a la gráfica adoptada por Bowie y sus contemporáneos de la escena musical londinense: T-Rex con Marc Bolan, Roxy Music con Bryan Ferry & Brian Eno, Sweet, Mott The Hoople y Suzi Quatro.

jonathan-rhys-meyers-velvet-goldmine

Podemos tranquilamente decir que hay una serie de coincidencias en la vida de Brian Slade (interpretado por Jonathan Rhys Meyers) con la vida real de Bowie y su personaje Ziggy Stardust. La vida de un aspirante a superestrella (Bowie) y su personaje superestrella (Ziggy), pero hasta ahí llegan, son analogías como la relación del primerizo David Jones (nombre real de Bowie) con su primer manager Kenneth Pitt, la primera época seudo-hippie de Bowie, el cambio de manager a  Tony Defries, el casamiento y separación con Angela Bowie, la primera salida del closet mediática cuando Bowie se “confiesa” gay a la revista Melody Maker, la ayuda de Bowie a Iggy Pop (Curt Wild en la película), la ayudante Shannon de Brian Slade que es la ayudante Corinne Schwab de Bowie, suma y sigue.

Estas situaciones quedan eso si en la mera coincidencia, ya que los hechos reales son otros, a Iggy nunca le aplicaron electroshock, eso fue a Lou Reed antes de Velvet Underground, Bowie saco a Iggy de la calle y le produjo un disco con sus antiguos camaradas de The Stooges: Raw Power, la película indica que hubo una relación homosexual de Bowie con Iggy y ahí entra la ficción, ya que esta relación fue meramente profesional y de parranda, Bowie le produjo tres discos a Iggy, entre ellos los dos mejores de su carrera solista: The Idiot y Lust For Life, ambos de la etapa Berlin de Bowie.

La película de Haynes quiso retratar a un personaje de una época (David Bowie y su etapa Ziggy Stardust) y como no se pudo o más bien no los dejo Bowie, termino retratando una época basándose, digamos en forma libre, en un personaje seudo bowiano, incluso la versión final de Brian Slade llamada Tommy Stone podría ser el Bowie de los años ochenta.

Independiente de los flirteos de la cinta con la realidad y la ficción, la obra tiene su propio merito y demuestra que Haynes tiene oficio. Lo interesante de la situación es que Bowie no quiso ser encasillado en su época Ziggy Stardust (muchos piensan que es la mejor música de Bowie) a través de esta obra en particular, es decir, no quiso ser encapsulado a posterioridad a una sola parte de su vida y eso si se entiende. Si consideramos un contexto donde hay varios Bowie’s, esta el Bowie seudo-hippie, esta Ziggy Stardust, esta The Thin White Duke que tocaba plastic-soul en Estados Unidos y que aparecía en el programa de música afroamericana Soul Train, el Bowie en Berlin junto a Brian Eno con tres obras maestras: Low (1977), Heroes  (1977) y Lodger (1979), esta el Bowie ochenteno de Let’s Dance (1983), el Bowie rockero de Tin Machine (1989), el Bowie de Black Tie-White Noise (1993), el Bowie de los noventa de 1. Outside (1995) y Earthling (1997).

Son tantos Bowies que se entiende que Mr. Jones no quiere ser definido en una sola época. En realidad ningún Bowie es mejor que otro, todos son diversos y responden cada uno a situaciones culturales y sociales diferentes.

El Bowie de la etapa Ziggy Stardust era un Bowie que estaba pensando lo impensable, con la misión de articular los pensamientos y las fantasías que estaban escondidas por la sociedad inglesa. El impacto de la aparición de Bowie como Ziggy en el programa de televisión Top Of The Pops de la BBC fue totalmente determinante para lo que iba a pasar luego en la música popular, Gary Kemp vocalista de Spandau Ballet dice: “Mucho de Ziggy Stardust es sobre la fantasía de estar en una banda de rock. Ese era el lugar donde yo quería estar, ese era el planeta, ese era el “otro” lugar”. Es un Bowie que define una época y por esto la necesidad de Haynes de rescatarlo, sin o con el permiso de Mr. David Jones.

I’M NOT THERE (2007) – LA PELICULA QUE PARECE NO SER SOBRE BOB DYLAN Y QUE LO ES im_not_there

Esta cinta tiene la particularidad de que Bob Dylan es interpretado por seis distintos actores: Christian Bale es Jack Rollins y el Pastor John, Richard Gere es el forajido Billy, Marcus Carl Franklin es Woody, Ben Whishaw es el Poeta o Arthur Rimbaud, Heath Ledger es Robbie y Cate Blanchet es Jude.

El primer Dylan (Woody) de Haynes es un personaje que vive del pasado, que se nutre del folk de Woody Guthrie y el blues de Blind Willie McTell, es un Dylan pretencioso. Es un Dylan que aparentemente no asume su origen de Duluth, Minnesota. Es el Dylan que llega a Nueva York en busca de su futuro y que de pasada pasa a ver a Woody Guthrie (cantante folk con mucha influencia en Dylan y el folk en general) en un hospital público en su lecho de muerte.

Christian Bale (en su primera aparición en la cinta) es el Dylan cantante de folk que tocaba en el Café Wah y en el Gaslight de Greenwich Village a principios los años sesenta, es el Dylan que era amigo de Joan Baez y de Pete Seeger. Era un activista político y la voz de una generación o por lo menos eso era lo que la gente quería que él fuera. Dylan en realidad no quería ser la voz de toda una generación, ese era un peso demasiado pesado para una sola persona y en ese contexto decide hacer un cambio radical en su propuesta musical.

Entremedio de la película y sin aparente lógica comienza a aparecer el personaje de Arthur Rimbaud el poeta, es un personaje que esta en otra dimensión y que es transversal en esta cinta, es el Dylan poeta que nunca ha abandonado a ninguno de los distintos Dylan.

Jude (Cate Blanchet) es el Dylan que se rebela y se sale de su espacio de comodidad o incomodidad. Hace un acto de traición imperdonable al dejar la guitarra acústica, pasa a tocar guitarra eléctrica, teclados Hammond y toca rock and roll amplificado en el Festival de Folk de Newport. Con este acto de extrema rebeldía paso a ser traidor para algunos (la escena folk más estalinista) y héroe para muchos otros como Jimi Hendrix y The Beatles. Todo esto en un contexto social de los años sesenta, donde la música rock era el verdadero diablo para muchos cristianos y la gente del mundo del folk. Este Dylan pega un inmenso salto en el vacío, salto que pocos han tomado en la música popular y consecuentemente los efectos iban a ser determinantes para el futuro del rock and roll en la década de los sesenta y setenta. Su influencia en los grupos y solistas contemporáneos y los por venir sería especialmente importante en el terreno de las letras y en la invitación a cantar a todos los que tenían algo que decir, independiente de que tuvieran buena voz o no.

La primera gira eléctrica de Dylan junto a The Hawks (banda de acompañamiento de Dylan que posteriormente serían The Band) fue tan intensa y genero tanto odio de parte del público que el baterista Levon Helm abandono anticipadamente la gira, cansado de los abucheos y el riesgo físico de actuar frente a un público extremadamente hostil. Encontraron un nuevo baterista y culminaron la gira en Londres en el Royal Albert Hall donde un espectador acusa a todo grito a Dylan de ser Judas, también retratado en la película de Haynes.

En este punto de la película se refleja como la cultura pop en los años sesenta comienza a tomar a sus iconos y los hace propios, tan propios que ya no importa lo que cada persona quiera hacer, ahora lo que tienes que hacer es lo que tu público te pide, es decir, llegaste a un punto donde da lo mismo el proceso creativo y donde la importancia radica solamente en tener a todos contentos: industria y público.

En este segmento de la cinta hay importantes guiños al documental sobre Dylan de D.A. Pennebaker Don’t Look Back (1967) y por momentos lo único real de la película es la música de Dylan. El retrato de Cate Blanchet del Dylan post-folk es notable y por momentos es más dylanesca que el propio Dylan. Surgen una serie de preguntas de los diálogos: ¿Dylan se vendió o no se vendió? ¿Hacer lo que uno quiere hacer es venderse? ¿Hasta cuando uno tiene que sentir lo que los otros te dicen que tienes que sentir? Gran parte del respetable público y el periodismo en general se niegan a aceptar el hecho de que un artista (y el ser humano en general) necesita cambiar continuamente para desarrollarse como persona. En este contexto, siempre es un buen ejercicio dejar por un momento el espacio ganado y arriesgarse con algo nuevo. Esto finalmente tiene mucho que ver con una actitud de vida, si uno no cree en el cambio, menos vas a aceptar el cambio del otro y eso se refleja en la cinta.

Las canciones persiguieron a Dylan durante décadas y hay varias generaciones que esperaban algo más de Dylan, algo que Dylan ya no podía entregar y que en realidad simplemente no quería entregar. Aún hay gente que esta esperando que Dylan cante Blowin In The Wind con guitarra acústica y que además sea la misma versión de principios de los años sesenta, eso esta completamente descartado, las canciones siempre cambian cada vez que sale de gira. Según Dylan las canciones tienen su propia vida y siguen desarrollándose después de ser publicadas y durante las siguientes giras, incluso y con aún con mayor efecto cuando las toman otros cantantes y las hacen suyas, la lista es interminable.

Haynes aborda de manera muy inteligente las etapas cruciales de Dylan con sus distintos Dylan’s, por ejemplo la escena del Dylan mezquino y desagradable que tiene proyecciones de fondo y que fue una etapa de muchos excesos con las anfetaminas para el personaje real. Por otro lado esta el trip lisérgico del periodista desagradable, un viaje extrañísimo de un personaje que vive en un mundo dylanesco sin limites, o también como Richard Gere o Billy que vive en inmerso en una canción de Dylan que a veces parece una fabula.

I’m Not There es una película que contó con el visto bueno y aprobación de Bob Dylan, esto le permitió a Haynes tomar las canciones de Dylan y utilizarlas en la narrativa de su proyecto, lo cual ayuda al entendimiento del enredado mundo dylanesco y nos permite sumergirnos en parte del proceso creativo de uno de los artistas decisivos del siglo pasado, un verdadero artista que aun tiene mucho que entregar, tanto a través de sus obras discográficas como en el terreno de la música en vivo. Esta claro que tal como David Bowie, Mr. Robert Zimmerman (verdadero nombre de Dylan) tampoco quería quedar encasillado en una etapa particular de su vida artística/personal y esta vez Haynes logra plasmar la vida y obra de un artista de manera brillante.

Bibliografía David Bowie: Christopher Sandford – Bowie Loving The Alien George Tremlett – David Bowie Living On The Brink David Buckley – David Bowie Una Extraña Fascinación Jan Paulsen – David Bowie Station Til Station Francisco J. Satué – David Bowie Hugo Wilcken – David Bowie’s Low (33 1/3)   Bibliografía Bob Dylan: Johnathan Cott – Dylan sobre Dylan Bob Dylan – Crónicas Volumen 1 Howard Sounes – Bob Dylan Paul Williams – Bob Dylan Performing Artist 1960-1973 The Bob Dylan Scrapbook 1956-1966 Sam Shepard – Rolling Thunder Logbook   Discografía recomendada de David Bowie:   The Man Who Sold The World (1970) Honky Dory (1971) Ziggy Stardust and The Spiders From Mars (1972) Station To Station (1976) Low (1977) Heroes (1977) Lodger (1979) Scary Monsters (1980) Let’s Dance (1983) Tin Machine (1989) Black Tie White Noise (1993) Buddha Of Suburbia (1995) 1 Outside (1995) Earthling (1997)   Discografía recomendada de Bob Dylan:   The Freewheelin’ Bob Dylan (1963) Another Side Of Bob Dylan (1964) Bringing It All Back Home (1965) Highway 61 Revisited (1965) Blonde On Blonde (1966) John Wesley Harding (1967) Nashville Skyline (1969) New Morning (1970) Blood On The Tracks (1975) The Basement Tapes (1975) Desire (1976) Slow Train Coming (1979) Infidels (1983) Oh Mercy (1989) Time Out Of Mind (1997) Love and Theft (2001) Modern Times (2006)        

Etiquetas:, , , , , ,

Deja un comentario

UA-43685925-1